Remedios para la JAQUECA y todo lo que debes saber para tratarlo! -
Remedios Caseros

Remedios para la JAQUECA y todo lo que debes saber para tratarlo!

61.8KViews
Compartelo en cualquiera de estas redes socieales

Cefalea, migraña
Dolor penetrante de cabeza que se presenta de forma periódica.
Causas:
Aunque se prefiere diferenciar el dolor de cabeza según la
sintomatología u origen del mal, en medicina natural se tratará de
modo similar todas las modalidades que cursen con dolor de cabeza.
Las causas son muy diversas e incluyen los problemas emocionales,
alergias, infecciones, traumatismos, calor excesivo, ciertos alimentos
como el chocolate, así como el alcohol, medicamentos y, con menos
frecuencia, herpes, meningitis, y tumores. También puede darse por
problemas gástricos, trastornos endocrinos, intoxicaciones crónicas,
carencias nutritivas, estudios, luces intensas, cambios bruscos de
temperatura, exceso de trabajo, y estrés.
Se puede declarar a cualquier edad, incluso en niños recién nacidos, y
la mujer la padece con más frecuencia.
Dieta:
Las alcachofas son buenas ayudas de fondo. No hay que ingerir
alimentos que contengan cafeína o teobromina.

OTROS REMEDIOS QUE TE PODRIAN INTERESAR: Remedios para la HIPERTENSIÓN Y todo lo que debes saber para tratarla!

Hierbas:
La toma diaria de Melisa, Mejorana y Espliego suele aliviar la mayor
parte de las jaquecas. Otras hierbas utilizadas son el Romero, Sauce,
Tila, Valeriana, Fumaria, Trébol de agua, Ulmaria, Espino blanco,
Hierba Luisa y Milenrama.
El Hisopo en las jaquecas de origen alérgico y la Vincaperinca en las
cerebrales, se darán junto a las dos primeras.
Complementos:
Las vitaminas A y B1.
Homeopatía:
Iris CH3, Digitalis CH1, Nux vomica CH6, Belladonna CH6, Aconitum
CH3, Gelsemium CH3, Spigelia CH4, Pulsatilla CH4.
Oligoelementos:
La jaqueca simple requiere la administración de Manganeso cobalto, o
Manganeso sólo.
El Litio en presencia de alteraciones nerviosas y el Azufre cuando
sospechemos problemas hepáticos, serán el tratamiento
complementario.
Otros:
La esencia de limón puesta debajo de la lengua suele ser un remedio
rápido y sumamente eficaz en las crisis, lo mismo que la aplicación en
la frente de compresas frías de Salvia, procurando un ambiente libre
de ruidos y luces.
OBESIDAD
Acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo.
Causas:
Se ha mencionado la herencia como factor más determinante, aunque
lo cierto es que se heredan más frecuentemente los malos hábitos
alimentarios, que la obesidad en sí.
Entre las causas más conocidas están:
Factores sociales, especialmente en mujeres. Se declara por igual en
todas las clases económicas.
Factores endocrinos y metabólicos.
45
Factores psicológicos unidos a depresiones y pérdida de la
autoestima. Hostilidad y desprecio hacia uno mismo con tendencia
hacia la autodestrucción.
Factores genéticos con un 80% de probabilidades si ambos padres
son obesos.
Factores del desarrollo, debidos al aumento del tamaño y número de
adipocitos.
Actividad física disminuida, especialmente en antiguos deportistas.
Lesiones cerebrales.
En un principio se vio como culpable la excesiva ingesta de hidratos
de carbono y posteriormente a las grasas, pero si tenemos en cuenta
el aumento de los obesos en el total de la población, a pesar de que
se creen conocer las causas, el motivo no debe ser tan simple. Incluso
se ha demostrado que las proteínas también se transforman en
materia grasa y que las grasas de procedencia vegetal no crean
obesidad.
También es frecuente que existan personas que engordan con apenas
1500 calorías por día y otras que consumiendo por encima de las 4000
no ganan peso en absoluto.
Dieta:
La mayoría de las veces el tratamiento es decepcionante, ya que
aunque se consiga bajar de peso suprimiendo la ingesta de calorías, el
obeso vuelve a comer al cabo de poco tiempo ya que la desnutrición le
persigue. Mantener un régimen pobre en calorías, entre 1.000 y 1.800,
durante algunos meses, es la mejor manera de contraer enfermedades
serias a medio plazo.
Los regímenes hipocalóricos son buenos durante períodos cortos,
quizás solamente de fines de semana, pero nunca son recomendables
más allá de un mes. Lo ideal es que la persona en cuestión modifique
poco a poco sus hábitos de vida y realice una actividad física diaria y
moderada. No hay manera de corregir definitivamente la obesidad con
cambios bruscos, ni dietas drásticas. Cuando la obesidad se ha
generado durante años, son necesarios bastantes meses para
corregirla.
Hay que beber solamente agua o con zumo de limón, no consumir
productos refinados y utilizar los integrales, no comer carne de cerdo
ni de cordero, y la fruta mejor tomarla entre horas y nunca de postre.
También es recomendable realizar al menos un día a la semana un
ayuno parcial consumiendo solamente piña, fresas o zumo de limón y
pomelo.
46
Por supuesto, comer carne a la plancha no adelgaza en absoluto,
como tampoco es recomendable suprimir la sal y los hidratos de
carbono. Las grasas vegetales deben seguir presentes en la dieta,
puesto que son imprescindibles para la salud. Bajo ningún concepto
hay que seguir ciertas dietas consistentes en comer solamente carne
de cerdo y embutidos (con el fin de provocar una cetosis), ya que la
salud se resentirá en un plazo corto. Nunca se deberán suprimir las
frutas y verduras.
Hierbas:
Entre las hierbas de reconocida acción tenemos a la familia de las
algas, entre ellas la Espirulina, Fucus, Laminarias y Kelp, las cuales se
deberán tomar con preferencia una hora antes de las comidas con
abundante agua.
Suelen producir sensación de saciedad, constituyen un alimento muy
completo, aportan yodo que estimula el tiroides y actúan sobre el
centro hipotalámico del apetito frenándolo, sobre todo la Espirulina.
Otras plantas medicinales de buena reputación son: la Malva, los
estigmas del Maíz, el Abedul, la Cola de caballo, los rabos de Cereza,
el Marrubio, el té de roca, la Ulmaria, el Hinojo, la Ortiga verde y la
Albahaca.
Nutrientes:
El regaliz y el zumo de zanahoria, así como los guisantes, el pomelo,
el perejil y la piña, son alimentos de buena fama como adelgazantes.
La vitamina B2 y los aminoácidos Tirosina y Fenilalanina, son otros
buenos auxiliares a largo plazo.
Complementos:
Localmente se pueden dar masajes con aceite de Enebro, Geranio y
Ciprés, o ponerse compresas de Hiedra o Fucus.
Homeopatía:
Fucus vesiculosus 2 DH, Thyreoidinum 4CH.
Oligoelementos:
Entre los minerales adelgazantes tenemos el yodo, calcio, magnesio y
cromo. Mezcla muy adecuada de oligoelementos es la asociación zincníquel-cobalto.
47
Otros:
El obeso debe definirse en el espejo y nunca en la báscula, ya que si
no lo hacemos así consideraremos obeso a un culturista y delgado a
un maratoniano. Las tablas relativas a peso/altura no son adecuadas y
es la persona afectada quien debe decidir si está obeso o no.
Mientras su aspecto sea homogéneo y hasta cierto punto esbelto, no
debe considerarse obesa y dejar este término para casos de auténtica
desproporción entre las diferentes partes de su cuerpo.
Si el abdomen no es prominente, la cintura existe y las nalgas no
acusan un volumen desproporcionado, nunca deberemos hablar de
obesidad y solamente lo haremos de exceso de peso con respecto a
un patrón estético.
Mucho más rebeldes y preocupantes son las obesidades localizadas,
ya que la persona puede estar aparentemente delgada y poseer
abundante materia grasa en alguna parte de su cuerpo, como suele
ocurrir en las nalgas, muslos o vientre.
Si a esto añadimos la celulitis, el deterioro estético es enorme y puede
amargar la vida a quien lo padece.

Leave your vote

Remedios
the authorRemedios

Deja un comentario

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.

error: Content is protected !!