Remedios para limpiar la sangre y el higado (depurar o purificar) -
Remedios Caseros

Remedios para limpiar la sangre y el higado (depurar o purificar)

271Views
Compartelo en cualquiera de estas redes socieales

La sangre es el líquido orgánico que, gracias al impulso cardíaco, circula dentro del organismo a través de las arterias y las venas con la misión de mantener las funciones vitales de los tejidos y de los distintos órganos

Remedios populares

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #1: Lavar 50 g de raíz de lampazo mayor, 50 g de raíz roja de zarzaparrilla y  50 g de flores de maravilla en agua fría y después hervirlo durante 20 minutos en 1 litro y 1/4 de agua.  Luego, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, durante 8 días consecutivos; descansar 4 días y repetir el proceso 3 veces seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #2: Hervir 30 g de raíz de helenio  durante 10 minutos en 1 litro de agua, y después verter sobre 30 g de flores de lavanda, 30 g de trinitaria. Tapar y dejar en infusión durante 20 min, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 5 semanas seguidas, es decir, 30 días en total.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #3: Hervir 60 g de hojas de nogal durante 5 minutos en 1 litro de buen vino tinto, dejar enfriar, colar y conservar en el refrigerador en un recipiente no metálico. Tomar el vino obtenido en 4 días, a razón de 2 veces diarias (es decir, en 8 partes) durante 16 días consecutivos; descansar 8 días y tomar de nuevo 16 días.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #4: Mezclar 30 gr. de ortiga común, 25 gr. de pensamiento, 15 gr. de tormentila y 10 gr. de cada de retama negra y angélica y extraer 1 cucharada de la mezcla.  Verter en una taza de agua que esté hirviendo. Tomar 2 tazas al día por 20 días.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #5:  Mezclar 20 gr. de centaura, 20 gr de corteza de frángula, 15 gr. de raíz de genciana, y 10 gr. de trébol de agua.  Extraer 2 cucharaditas y hervir en una taza de agua que forma breve (3 minutos de ebullición). Beber 2 tazas al día por 15 días.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #6: Mezclar 20 gr. de lampazo, 15 gr. de flores de saúco, y 10 gr. de anís verde.  Extraer una cucharada de la mezcla y verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar. Tomar 2 tazas al día por dos semanas.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #7: Mezclar, a partes iguales, corteza de frángula, raíz de zarzaparrilla, raíz de angélica y raíz de bardana y extraer 2 cucharaditas de la mezcla. Verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar 2 tazas al día por 15 días.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #8: Mezclar, a partes iguales, gayuba, cola de caballo, anís verde, romero y ortjga blanca.  Extraer una cucharada de la mezcla y verter en una taza de agua que esté hirviendo. Tomar 2 tazas al día por 30 días.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #9: Mezclar, a partes iguales, hojas de nogal, agracejo, centaura y hojas de menta. Preparar y tomar de la forma del remedio anterior.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #10: Mezclar, a partes iguales, diente de león, trébol de agua, achicoria y pensamiento   Preparar y beber de la forma del remedio #8.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #11: Mezclar 20 gr. de frángula, 15 gr. de hinojo, 10 gr. de bardana y 5 gr. de cada de levístico y grama y extraer 1 cucharadita.  Verter en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Beber 2 al día; en ayunas y antes de acostarse por 15 minutos..

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #12: Mezclar, a partes iguales, hojas de arándano, hojas de fresa, hojas de tusílago y menta. Preparar y tomar tal como el remedio anterior.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #13: Cocer durante diez minutos en un litro de agua 20 g de raíz seca desmenuzada de zarzaparrilla y 110 g de raíz seca de regaliz desmenuzada. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar reposar por quince minutos. Colar, agregar 1100 g de miel de milflores y disolverla y embotellar. omar 3 vasos pequeños al día (un vaso = 100 mi), media hora antes de las comidas principales, durante tres semanas; descansar una semana y volver a tomar otras tres.  Este remedio está contraindicado en caso de hipertensión.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #14: Preparar un zumo con media col roja de tamaño mediano y tomar dos grandes vasos por día, uno antes de desayunar y otro antes de cenar por 2 semanas. Si no se dispone de batidora, se recomienda ingerir en cada comida un plato de coles rojas trinchadas crudas y sazonadas con aceite de oliva por 15 días

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #15  Se emplea la infusión de tallos y hojas de parietaria., tanto en estado fresco como desecados, a razón de 30 a 60 gr. por litro de agua, y se administra a tazas, cuanta se quiera. Hay quien gusta de aromatizar la tisana con un poco de corteza de limón o de naranja, y si apetece fría o helada, endulzada con miel.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #16 Hervir  en una taza de agua 1 cucharada de las hojas de serbal por 5 minutos. Dejar refrescar y filtrar.  Beber 1 taza al día por 1 semana.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #17 Tomar varias cucharadas de jugo exprimido de las hojas frescas de perifollo.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #18 Hervir, en 2 litros de agua, 3 cucharadas de salicaria o frailecillo por 20 minutos. Dejar en infusión y luego colar. Beber 2 tazas al día.  No usar este remedio si se sufre de diabetes.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #19 Verter 1 cucharada de hojas de cedrón, previamente lavadas, en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Tomar 1 taza al día por 15 días.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #20 Hervir en una taza de agua por 5 minutos 2 cucharadas de hojas de chaparral o gobernadora.  Tapar y dejar refrescar.  Filtrar y beber 1 taza durante el día; nueve días cada mes.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #21 Verter en 2 litros de agua 2 cucharadas de jengibre y hervir hasta que solo quede un litro.  Luego, añadir 1 cucharada de limón y otra de zumo de sábila o aloe vera.  Tomar a lo largo del día por 20 días.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #22  Preparar un recipiente con 1 litro de agua y añadir 6 g de corteza de olmo bien picada. Una vez todo junto, poner a hervir durante media hora; apartar del fuego y dejar enfriar. Después filtrar a una botella. El tratamiento consiste en tomar 3 tazas diarias, endulzadas con un poco de azúcar, repartidas del siguiente modo: una antes del desayuno, otra antes de la comida y otra por la noche, antes de acostarse. Se debe tomar este remedio durante 14 días. También se puede aplicar cuando se tiene herpes labial, genital o zoster o como tratamiento complementario del eccema. En estos dos últimos casos, se debe tomar el preparado durante 3 semanas seguidas, descansar 3 días y repetir el tratamiento de nuevo durante otras 3 semanas.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #23   Lavar, picar y luego colocar en una licuadora un puñado de espinacas, 2 tallos de acelga, 2 manzanas (con cáscara). el jugo de 1 limón y 1/2 pepino (con cáscara).  Licuar por unos segundos y consumir el jugo de inmediato.

Remedio para limpiar la sangre (depurar o purificar) #24  Verter 1 cucharadita de jengibre fresco rallado y 2 cucharadas de miel en 1 litro de agua, mover y llevar al fuego. Dejar que esta mezcla hierve durante unos 7 minutos, apagar el fuego, tapar el recipiente y esperar unos 10 o 15 minutos hasta que se enfríe. Poner en la licuadora 2 tazas de piña picada, licuar y agregar este jugo a la preparación con jengibre y batir por 1 minuto.  Tomar a lo largo del día.

Remedios naturales para tratar el hígado graso

Además de aprovechar las ventajas de los remedios caseros, es preciso que la persona que padece de esta condición realice algunos cambios en su vida cotidiana, sobre todo en lo relacionado a su alimentación y a algunos hábitos (como ser beber alcohol en exceso). La recuperación hepática puede llevar su tiempo si el paciente no se compromete y deja todo lo que pone en riesgo este órgano. Los remedios caseros más eficaces son:

  • Alcachofa: No dudes en añadir este vegetal a tu dieta diaria para mejorar la salud del hígado. No tiene muchas calorías, es un diurético excelente, ayuda a regular el colesterol y el azúcar en sangre, disminuye la absorción de grasas, entre otros beneficios. Se aconseja consumir al menos dos veces por semana, de manera natural, en preparaciones ligeras, cocidas o al horno, sin aderezos, salsas o cremas.
  • Níspero: se conocen sus ventajas para muchas dolencias, entre ellas, para curar el hígado graso. Esto se debe a que mejora las funciones hepáticas y tiene un efecto depurador sobre el organismo. Consume algunas frutas como postre.
  • Rábano y remolacha: Ambos se deben incorporar a la dieta porque sirven para desinflamar y depurar el hígado, son muy nutritivos y aportan pocas calorías. El rábano se puede consumir crudo o rallado en ensaladas y la remolacha se hierve para ser un ingrediente excepcional para ensaladas o como acompañamiento.
  • Cardo mariano: es una planta muy usada para ayudar en los tratamientos de hígado graso. Las hojas secas sirven para hacer una infusión que protegen este órgano y mejoran sus funciones. Se deben consumir tres tazas diarias, con una cucharada del cardo mariano en cada una.
  • Diente de león: Es uno de los depurativos más potentes que existe, ayuda a limpiar el hígado y mejorar la salud hepática. Se aconseja consumir tres tazas al día de una infusión hecha con una cucharada de diente de león por cada ¼ litro de agua hirviendo.
  • Boldo: es altamente popular esta planta porque sirve para depurar las toxinas y eliminar la grasa de este órgano, facilitando la recuperación. Se puede consumir un té de boldo después de las comidas, también ayuda en la digestión.
  • Limón: es para los pacientes que no tienen problemas de sensibilidad o acidez. Añade zumo de limón al té, ensaladas, bebidas y otras preparaciones. Es uno de los limpiadores hepáticos más potentes y ayuda a eliminar las grasas que se acumulan en este órgano.
  • Jengibre: algunos estudios han demostrado que el jengibre puede ser de mucha ayuda para tratar el hígado graso, ya que contiene antioxidantes y sirve para reducir los triglicéridos. Realiza un té triturando dos cucharaditas de su raíz y colocando en una taza de agua hirviendo. Deja reposar unos minutos y bebe antes de que se enfríe. También se puede usar rallado en las ensaladas.
  • Achicoria: lava y pica un kilo de raíz de achicoria tierna. Pasa por la licuadora, coloca en una cacerola y añade medio kilo de azúcar. Hierve hasta conseguir una consistencia similar a la de un jarabe. Conserva en una botella de vidrio con cierre hermético y bebe una cucharadita por día.
  • Toronja o pomelo: es buena para los enfermos de hígado graso debido a uno de sus componentes principales, la naringenina, el cuál activa los químicos responsables de oxidar los ácidos grasos. También sirve para disminuir la grasa del cuerpo y atenuar el síndrome metabólico, dos de los factores que se relacionan a menudo con esta enfermedad.
Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!

Leave your vote

Remedios
the authorRemedios

Deja un comentario

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.

error: Content is protected !!